Nos encontramos en un barecito frente al templo del Expiatorio, en el centro histórico de la ciudad; Ana Sales, Dulce Duca y yo. Dulce pidió un preparado de frutas frescas mientras que Ana y yo pedimos cerveza. Dulce es una mujer poderosa, agradable desde el primer segundo que compartes un espacio con ella.

Comenzamos a platicar entre tantas cosas, de las ciudades que han visitado por el mundo, de cómo el machismo nos ha programado en México con frases como “¡Qué Padre!” y de lo maravilloso que les resulta el clima tropical de Guadalajara.

Imágenes vía dulceduca.com

Imágenes vía dulceduca.com

Jauría: ¿De qué trata la pieza?

Dulce Duca: Relata las emociones humanas puras, donde la base son cuatro principales: La rabia, la tristeza, la alegría y el amor; cuando un bebé nace, sólo tiene estas cuatro, no conoce más, ni el miedo ni nada y, a medida que se va relacionando con su exterior, se va nutriendo y aprendiendo nuevas emociones. Yo quería hablar sentimentalmente, quería que la gente sintiese.

“Um Belo Dia” trata de cómo se relaciona una chica con su entorno donde, acompañada del músico que es cómplice en su imaginario, envolverá al público dentro de ese viaje.

J: ¿Dentro de las cuatro emociones principales (Alegría, amor, rabia y tristeza) que describes en “Um Belo dia”, existirá uno más poderoso con respecto a los demás?

D: Ese valor depende de mis vivencias, tus vivencias y de quien lo vea. Mi experiencia personal con este espectáculo: Para mí fue mucho más difícil vivir la alegría que la rabia o la tristeza… Expresarla, vivirla en escena.

Pero ninguno tiene más peso que el otro.

J: ¿Qué ocurrió en la vida de Dulce Duca para llevarla a crear esta pieza?

D: Yo estaba haciendo mi formación en la FAAAC que es la Formación Alternativa y Autogestionada de las Artes del Circo en Francia, justo estaba en un momento que «tengo para dar». Tenía muchos miedos, y andaba limpiándolos internamente, pues en un escenario eres transparente; es algo muy especial, es un templo. Tuve un dialogo interno donde dije: -¡Joder, Dulce!, habla de tus emociones, habla  de tus miedos-. En eso se abre el cielo y veo unas vacas sobre el pasto verde, saliendo el sol a lo lejos, veo esto y digo:- um belo dia, así se va a llamar-.

J: ¿Cómo descubres la manera de comunicar las emociones dentro de esta obra?

D: Fui descubriendo como la Dulce se expresa, en este proceso me di cuenta que yo no quería hablar, no soy buena en textos… tenía eso claro. Quería expresarme con el cuerpo y en la medida que lo iba haciendo me di cuenta que no era danza. El proceso fue muy inconsciente.

J: ¿A qué obstáculos se enfrentó “Um belo dia” en el contexto escénico actual?

D: Yo creo que el mayor obstáculo es el miedo que los programadores tienen a que el público vea esta obra. Porque se dan cuenta que llega, toca. Así como sientes alegría o amor, sientes miedo y tienes ganas de irte.

El público siempre está abierto, esta receptivo, pero lo programadores especulaban: “¿Sera que le va a gustar a mi público?”.

Cuando recién se estrenó, la pieza era un extraterrestre dentro de las artes escénicas. Al inicio la obra era muy pura, muy punky; ahora he hecho un bizcocho que pueda nutrir, que puedas sentir todo, pero que sí puedas digerirlo. Yo te acompaño más en este proceso.

J: ¿Qué busca esta nueva corriente circense dentro del circuito escénico?

D: Definitivamente nuevos lenguajes. Incorpora mucho teatro físico para alejarse de lo que la gente conoce como circo tradicional.

J: ¿Para qué tipo de público va dirigida la obra?

D: Para todo tipo de público pero creo que no es precisamente infantil. La manera en la que se abordan las emociones como la rabia, por ejemplo, los niños pueden verla y morir de la risa a diferencia de los adultos que se identificarían con la energía, pues la han vivido… quedándose serios.

J: ¿Con qué me quedaré de Dulce Duca y de “Um belo día” al salir de la obra?

D: Una cosa puedo decirte, haz sentido algo, ¿qué? No lo sé. Que vas a sentir algo es un hecho, claro si te lo permites.

Dulce Duca se presentó en el marco de la Feria Internacional de Circo y Chou (FICHO) en la Ciudad de Guadalajara.

Facebook Comments