Estuvimos presentes en uno de los ensayos de la próxima puesta en escena “Chicas Malas”, y no pude evitar que se me erizara la piel al escuchar las canciones con que crecí parte de mi pubertad y adolescencia. La obra, producida por Jorge Bravo, nos habla de los estigmas que arremeten a una comunidad  que busca representar su femineidad frente a la sociedad que impone cómo deben ser las cosas, reprobándote en los moldes binarios: ser hombre o mujer, no hay de otra. Una comunidad que cada vez más busca hacerse de una voz, una presencia… un escenario.

Platicamos largo y tendido con Jorge sobre la idea de la obra, los retos que enfrenta  y el ascenso de escena Drag queen en el mundo.

Jauría: ¿De qué trata la obra?

Jorge Bravo: La transfobía, la homofobia, la parte humana más que la etiqueta.  La obra habla de una chica transexual y un chico Drag queen, que buscan el éxito mediante la música en México pero no son aceptadxs tal cual son. Por eso viajan a España a buscar a una gran diva de los noventas que fue única en su género, una Drag queen que desaparece de los escenarios. En su búsqueda, se encuentran frente a varios casting dónde aparecen nuevos personajes clave.

J: ¿Cómo surge la idea?

JB: Desde que era jovenzuelo, es decir ayer,  he ido a shows y me he dado cuenta que la mayoría eran de Mónica Naranjo y que muchísima gente dentro de la comunidad la sigue. La chica ahorita hace Opera y aun así sus fans son muy fieles. Trate de usar sus canciones como una oda para ella pero el tema es Derechos Humanos.

Hace tiempo realice una obra llamada “Tiempos mejores”, mostrando la humanidad de la comunidad LGBT pero no hable mucho de lo travesti y lo transexual. La idea principal esta vez  es mostrar que hay detrás de un transexual, un travesti, un drag… quitarle un poco lo mocho a la ciudad.

J: ¿Por qué crees que sea necesario llevar a cabo una obra de esta perspectiva en la localidad de Guadalajara?

JB: Te voy a ser honesto, en un inicio la obra iba directo para España. Allá, hable con Mónica Naranjo para pedirle los derechos de las canciones y para ver qué opinaba de la obra pero descubrí también a su club de fans, sus seguidores y todo el interés que el público mexicano tiene hacia Mónica y pensé que era una oportunidad para apoyar el arte en Guadalajara pues todas las grandes producciones se van a Ciudad de México. Tenemos muchísimo talento como lo acabas de ver en el ensayo, muy buena voz, muy buenos actores y qué mejor que apoyar a la ciudad de donde uno es.

J: ¿Qué retos les supone la obra como productores respecto al contexto en que vivimos (violencia, discriminación, rechazo, feminicidios, transfobicidios, etc?

JB: Precisamente la transfobia es uno de los temas más fuertes que presenta la obra. Creo que el mayor reto es mostrar la fortaleza de la comunidad. Que no somos débiles ante las agresiones y la violencia que se vive en las calles: la delincuencia y los asesinatos.

Yo sé que va a haber un caos: Si con “Tiempos mejores” me hicieron un plantón. Ya quiero ver la reacción de las personas que no están en pro de la comunidad al ver los camiones con las imágenes de “Chicas malas”.

J: ¿Qué piensas sobre la escena drag actual?

JB: Aún existe mucha discriminación en el mundo pero creo que debo agradecer a RuPaul que ha abierto muchas puertas. Al principio no creía mucho en el programa pues lo veía raro pero actualmente es una realidad que ha generado muchos talentos mundialmente conocidos  y que cobran bastante caro. Si cobran caro es porque existe demanda, si existe demanda quiere decir que el programa ha tenido mucho éxito. Estoy en una asociación mundial y puedo decirte que en lugares como China conocen a Rupaul.

J: ¿Crees que hay una búsqueda de la escena drag por reconocerse dentro del circuito escénico?

JB: Si, y sí me gustaría que se reconociera más. La obra aborda este tema precisamente,  que no por ser travestis o transexuales estén obligadas a ser estilistas de cabello o dedicarse a la prostitución. Que también existen personas talentosas que quieren transformarse en algo más profesional: un show, el entretenimiento.

J: ¿Podrías mencionar cuáles son las referencias en las que se basan para producir esta pieza escénica de temática drag?

JB: Mónica Naranjo desde sus inicios. Cuando tenía el cabello mitad blanco mitad negro, con muchos coros y mucho alto representando una revolución. En ese entonces para mí era una drag queen, que despertaba esos sentimientos que no sabes de dónde vienen pero que te llenan de poder.

J: ¿Para qué tipo de público va dirigida la obra?

JB: Para todo tipo de personas. Tendremos una orquesta lo que nos abrirá a un público más cultural pero también hablaremos de la humanidad de los personajes lo que nos abre a cualquier persona. Como en su momento lo hizo “La Jaula de las Locas” que no fue un musical centrado al público gay sino que pretendía diversificar al público.

J: ¿Cómo se pretende socializar la obra con el público en caso de que cuenten con asistencia de personas que no estén familiarizadas con la temática drag?

JB: La publicidad y el arte. La estrategia es vender la obra desde la perspectiva cultural: La orquesta, los coros, lxs actores y las marcas que nos están apoyando.

Con “Tiempos mejores” lo hicimos así, comenzamos a picar piedra, no teníamos una artista grande para atraer gente y aun así llenamos 3 veces el Galerías, tuvimos 11 funciones para 1800 personas y para ser Guadalajara creo que nos fue bastante bien.  

Con “Chicas Malas” ahora vamos con todo a Ciudad de México, Vallarta y vamos a ver si nos aceptan en Monterrey para de ahí volar a España.

J: ¿Crees que el humor es un medio de sensibilización para con el público no familiarizado?

JB: En esta ocasión para comunicar el mensaje recurrimos al drama. Creo que si no es con drama no puedes llegarle a la gente con el discurso de cómo la sociedad decide quién eres y queremos que el público lo vea y sienta.

J: ¿Por qué el nombre “Chicas Malas”?

JB: Mi papá es súper homofóbico. Cuando estaba más chavo y pasábamos por la avenida Javier Mina, él en una ocasión le llegó a escupir a una de las travestis que estaban por ahí y a modo de burla decía “vamos con las chicas malas”. Todos estos personajes que se visten y se asumen femeninos son las chicas malas.

Con esta historia te darás cuenta por qué todo el tiempo les dicen Chicas Malas. Que hay más detrás de estos personajes que no sólo son prostitutas y descubrirás quienes son las verdaderas Chicas Malas.

Chicas Malas se presentará en CDMX el 10 y 11 de Noviembre en el Teatro Fru-Fru y en GDL el 25 de Noviembre en PALCCO.

https://www.facebook.com/ChicasMalasElMusical/

Facebook Comments