Todavía no comprendo
eso a lo que llaman hacer el amor.

¿Cómo se hace el amor?
¿Lo esculpes en arcilla y maíz
como a los hombres cantados en códices
o andas por ahí a la espera
de quitarle su nombramiento a un extraño?

Me pregunto
si puede hacérsele el amor
con el recuerdo
a alguien a quien ya no abrazarás jamás.

Dicen que no es algo fácil de explicar
pero que es mil veces más
que lo que han hecho contigo
                                               una, dos, tresymás veces.

En la televisión y sus novelas
parece que el secreto
está en hacerlo despacito
sobre un río de rosas
y difuminados por la luz de velas.

¿Será posible
hacer y que te haga el amor
más de una persona al mismo tiempo
como comer
e ir al baño al mismo tiempo?

A lo mejor hice el amor solo
si estando enamorado
le di mi interior por completo
a alguien que todavía no me amaba
y nunca aprendió cómo hacerlo.

“El amor es algo que llega solo
si no lo buscas y antes de él lo encuentras…”
                                                 ¿o cómo era?

Me gustaría saber si el al amor
ya lo fabrican en serie
igual que a las cajas de cereal
o a los computadores
porque si es así, quiero dos para llevar:
                                          uno para combatir la soledad de la mala
                                           otro por si el primero se acaba.

Cómo lo presumen en las canciones,
condenados cabrones,
diciendo haberlo hecho
“más que siempre, más que nunca y más que jamás”.

En Google las instrucciones parecen irreales
pero encuentras seis mil opciones
para localizar con quien
ensayarlo hasta el cansancio.

Ya, enserio…
¿cómo hace uno
para hacer el amor?

Me ofrezco como voluntario
sin daños colaterales.
No importa si tampoco sabes hacerlo.
Igual si lo intentamos juntos
terminamos por enseñarnos
si el amor se hace o ya estaba hecho.

Por: Daniel López Romo

Facebook Comments