Sobre fantasear con alguien más mientras tienes sexo con tu pareja

¡Hola! ¿Qué opinas sobre fantasear con otra persona mientras tengo sexo con mi pareja? ¿es normal? ¿estoy haciendo algo malo?

David, 29

Hola, David, me da muchísimo gusto platicarte que las fantasías sexuales no solo pueden ser normales o comunes, sino que podría considerarse la práctica erótica más común de todas. A diferencia de otras prácticas sexuales como el coito o la masturbación, lo único que necesitas para fantasear son 3 cosas: imaginar situaciones, que esas situaciones sean eróticas (sexuales) desde un caricia, un beso hasta lo más hardcore que se te ocurra y que esta ideación provoque alguna respuesta en tu cuerpo (cosquillas por allá abajo, por ejemplo).

A pesar de lo común que es, rara vez hablamos sobre las fantasías sexuales, permitiendo que se rodeen de tabúes y de ideas falsas. Aquí hay algunas ideas básicas sobre las fantasías:

      Casi todísimas las personas fantasean.

      Fantasear con algo no significa necesariamente que lo quieres hacer en la vida real.

      Fantasear sobre alguna situación no significa que las llevarás a cabo (aunque sí la quisieras experimentar en vida real).

      Las fantasías sexuales pueden ser un espacio seguro para aquellas situaciones que en la vida real podrían ser inseguras, ilegales o poco éticas (¿masturbación mientras conduces a 140 k/h en carretera?, ¿sexo anal desprotegido con 10 personas distintas en una noche? ¿orgía en la iglesia de la esquina? ¿con tu tío en el puente peatonal de periférico? ¡En tu mente son seguras!)

      Las fantasías sexuales pueden mejorar tu vida sexual.

Ahora, llevemos estas fantasías a la interacción con alguien más. En diversas encuestas que se han hecho, se encontró que casi la mitad de las personas fantasean con otras personas mientras tienen sexo con su pareja.

A mí me parece que fantasear con otras personas es saludable y, sobre todo, beneficioso cuando mejora tu experiencia sexual y la de tu pareja , ya sea aumentando el excitación sexual durante la práctica o facilitando el orgasmo, o bien, para ponerte en la actitud adecuada para comenzar una interacción sexual.

Con todo esto no quiero decir que no haya cosas que cuidar. Las fantasías pueden perjudicar en ciertos casos, te recomiendo revisar si estás pasando por alguna de estas situaciones:

      Sensación de culpa que más que beneficiar tu experiencia, la limite.

      Que necesites fantasear con otra persona para poder interactuar con tu pareja. ¿Se ha convertido en una manera de evadir sentimientos  o problemas de tu relación?

      Que prefieras fantasear con alguien más que estar con tu pareja. Si es así, ¿estás usando la fantasía para darle un plus a tu relación o estás usando a tu pareja como parte de una situación más masturbatoria que compartida?

      Que pase tan seguido que sientas una desconexión con tu pareja.

      Que la(s) otra(s) persona(s) en la(s) que pienses aparezca obsesivamente en tus pensamientos y fantasías regulares.

Si te hace sentido alguno de los puntos previamente expuestos quizá sea momento de revisar tu relación e intentar detectar si hay otras cuestiones en juego.  Si, por el contrario, sigues sintiendo conexión con tu pareja, intimidad y ganas de estar con ellx, ¡disfruta sin culpas y aprovecha todos sus beneficios!

Facebook Comments